Cómo tomar apuntes en clase | Consejos de expertos

Índice de contenido

Ir a clase a escuchar al profesor, sin un trabajo por parte de los alumnos, no suele servir de nada. Lo que entra por un oído, sale por el otro. Sin embargo, si prestas atención a cómo tomar apuntes en clase, la cosa cambia mucho. 

Los apuntes que tomamos en clase son una herramienta más para apoyarnos de cara a un examen. Son el resumen de los temas a tratar, por lo tanto, deben estar bien cuidados, redactados y, sobre todo, con un orden establecido para no perderte en ellos.

En ConEdukanos encanta ofrecer información de calidad, y además de hablar de innovación educativa, también investigamos y escribimos sobre formas de estudiar y de rendir mejor en clase. Hoy, en este post, te hablaremos de qué son los apuntes, ventajas y beneficios, formas de realizarlos y recomendaciones.

Sin más, entramos en materia.

¿Qué son los apuntes?

Son breves resúmenes de lo que dice el profesor durante la clase. Acostumbra a ser información valiosa, susceptible de caer en el examen, como se suele decir.

En los primeros años de educación no acostumbra a ser muy útil, pero a partir de la etapa de primaria, es el momento más adecuado para que tus alumnos vayan cogiendo soltura a la hora de hacer apuntes.

Podría considerarse el tomar notas como un arte. Partiendo de algunas técnicas y métodos, después consiste en usar la imaginación, de tal manera que se pueda unir toda la información, como si fuera un puzle. Esto hace que el proceso de aprendizaje sea más ameno y divertido.

Formas de tomar apuntes

A la hora de anotar en el cuaderno lo que dice el profesor, podemos elegir unos cuantos métodos para tomar apuntes:

1. Abreviaturas

Algo básico a la hora de tomar apuntes en clase. No podrás negar que muchas veces se necesita rapidez en el aula, ya sea porque no hay tiempo para dar alguna materia, o que interese pasar rápidamente a otra información. Por una cosa o por otra, lo mejor es coger rapidez al escribir.

Antes de dejarse la muñeca en el proceso, es conveniente adaptar un sistema de abreviaturas. Como son apuntes en sucio, no importa que se acorten palabras (sustantivos, verbos o conjunciones), eso sí, debe ser un sistema normalizado. Es decir, que siempre funcione de la misma manera, así a la hora de retomar dichos apuntes, el estudiante no se hace un lío.

2. Mapas mentales y conceptuales

Los recursos visuales son muy útiles y beneficiosos a la hora de escribir las ideas y conceptos más importantes. Dibujos, esquemas, gráficas, formas de todo tipo, son bienvenidas. Estos elementos ayudan a comprender de una mejor manera tus explicaciones en clase.

Tienes todo lo que hay que saber de los  mapas mentales en nuestro artículo dedicado a ello.

3. Método de la página dividida

Es un método que consiste en separar una hoja verticalmente en dos partes: ideas principales y secundarias. Mientras se escriben los apuntes, se va organizando y clasificando la información. Es probable que necesite de un periodo de atención, pero sinceramente, lo vale.

4. Método Cornell

Esta forma de tomar apuntesconsiste en dividir los apuntes en tres secciones: ideas principales, secundarias y un resumen de ambas. Este último paso sería realizar una síntesis de la síntesis, especialmente útil si lo visto en clase es denso, o complicado de entender.

Puedes saber más eneste artículo.

Consejos para tomar los mejores apuntes en el aula

Muchas veces se tiende a hacer apuntes de cualquier manera, sin estrategia, sin método. Es por eso por lo que nos vemos obligados a realizar una pequeña lista de qué hay que tener en cuenta para sacar el máximo partido a una lección en el aula.

1. Escribir palabras, no párrafos interminables

Esto es fundamental, porque se tiende a volcar palabra por palabra el contenido hablado o escrito en la pizarra. Principalmente, no tiene sentido porque no se puede hacer dos cosas bien: o se escribe o se atiende. Además, hacer esto cansa, y el nivel de atención disminuye.

¿Cómo tomar apuntes en clase de forma correcta? En lugar de frases enteras, es conveniente quedarse con esas palabras clave. Esto requiere práctica, pero poco a poco se consigue.

2. Usa palabras propias

Si al tomar apuntes los alumnos se esfuerzan en poner palabras que no entienden, al final se harán un lío, y no comprenderán bien la información, además de no poder recordar del todo la lección para aprobar tus exámenes.

3. Utiliza todo tipo de colores

La imaginación al poder. Puedes usar rotuladores de varios colores, o subrayadores, para hacer hincapié a lo más importante. De esta manera, tu alumno estará involucrando el sentido de la vista, reforzando en el proceso la memoria visual.

4. Organización

Recomendamos encarecidamente que el alumno sea aplicado en este apartado: no es conveniente que las asignaturas se junten, por lo que hay que separarlas por temario y fecha. De esta forma, en el momento de coger los apuntes para estudiarlos, será más sencillo clasificarlos.

5. Revisar lo apuntado

Siempre que te sea posible, revisa lo apuntado para que no se te queda nada atrás, completar algunos apartados que hayas dejado a medias o reescribir algunos párrafos que consideres que están algo confusos.

Beneficios de tomar apuntes en clase

Captar bien las lecciones de los profesores en clase es un paso fundamental para estudiar correctamente la asignatura, por lo que tiene muchas ventajas hacerlo de la forma más correcta:

  • Incrementa la atención: Cuando te preguntas cómo tomar apuntes en clase, debes tener en cuenta que, si el alumno pone de su parte, conseguirá prestar más atención a las explicaciones, teorías y métodos que tú, como profesor, puedes estar transmitiendo. Sin duda, es algo muy bueno.
  • Mayor concentración:  Íntimamente ligado con el anterior punto, ya que, para obtener unas notas de estudio posterior, los alumnos no pueden perder la pista a las explicaciones. Si están distraídos, hablando entre ellos, cuchicheando o haciendo otras cosas, será como si no hubieran asistido a la clase.
  • Aumenta la capacidad de síntesis: es un talento especialmente útil para los años de estudio posterior y para la etapa laboral. Más que buenas notas, lo que se espera de los estudiantes es que sepan obtener las ideas principales y secundarias, además de clasificarlas de forma correcta. Es un proceso que requiere esfuerzo por parte del individuo, pero como todo en la vida: la práctica hace al maestro.
  • Una idea va unida a la otra: otro beneficio de los apuntes (únicamente si los hizo a mano el propio estudiante), radica en que una idea apuntada puede conectar a otra, haciendo que refuerce la memoria a corto plazo
  • Los sentidos se agudizan: el hecho de tener que involucrar a varios sentidos en el proceso de tomar apuntes (visual, auditivo y olfativo), hace que se vean estimuladas distintas zonas del cerebro.

 

En este post hemos querido ofrecerte una visión diferente de cómo poder coger apuntes en clase de manera correcta. Muchas veces el profesor va demasiado rápido en su explicación y nos perdemos, copiamos lo que no es, lo hacemos a medias, nos frustramos y al final, dejamos de tomar apuntes perdiendo el interés en la lección.

Como no queremos que eso te pase, desde Coneduka hemos querido enseñarte una serie de tips para que tomar apuntesen clase de la mejor manera posible, si los sigues al pie de la letra, evitarás frustraciones y podrás desarrollar mejor los temas de cara a un posible examen.