Las Mejores 10 Películas de miedo para niños

  • Coneduka
  • 24 may. 2018
Índice de contenido

Muchas ocasiones relacionamos el terror como una categoría de cine únicamente destinada al público adulto. Pero la realidad es que tenemos un catálogo muy amplio y divertido de películas de miedo para niños con las que disfrutar con los más pequeños en familia y con las que transmitir valores extraordinarios.

Antes de comenzar nuestro ranking de películas de terror infantiles, queremos hacer mención a un maestro de este tipo de cine como lo es Tim Burton.

Su obra nos trajo a toda una generación el movimiento del terror desde un punto de vista diferente: casi encontrando la dulzura en lo que muchos veíamos aterrador.

Acercó valores sociales muy importantes como la importancia de la Navidad, la inclusión social, la lucha contra el racismo, el amor por los animales… Y muchos más mensajes que pasaban desapercibidos para la mayoría del publico que por aquel entonces, veía el cine como un pasatiempo.

Las películas de terror para niños no existían o pasaban desapercibidas, los espectadores tenían unos cánones y unos conceptos demasiado incrustados en ellos, que no podían relacionar el terror con el panorama infantil.

Las obras que se consideraban infantiles eran esas “películas de poco miedo” que los padres pasaban por alto y hacían la vista gorda cuando los niños y las niñas las veían.

Con la llegada de Tim Burton, las películas de miedo para niños adquirieron una nueva dimensión, logrando que este tipo de cine no solo este entre los más vistos, sino entre los mejores de la historia del cine.

Las mejores 10 películas de miedo infantiles

Comenzamos con la colección de películas de miedo infantiles que consideramos que son óptimas para ver en familia y que aportan valores y principios.

Monster House – La casa encantada (2006)

Este largometraje nos trae de vuelta la temática que Spielberg puso en lo mas alto con clásicos, como Los Goonies o E.T, en los cuales un grupo de niños se embarcan en una aventura en la que no son conscientes realmente de los peligros que les acechan.

Pero el espíritu de la diversión y la amistad, les obsequian con una experiencia única.

En este caso, nuestro protagonista, está convencido que la casa de su vecino está encantada, y debido a una serie de sucesos, decide entrar con sus amigos a investigar los fenómenos que ocurren en ella.

Una película estupenda para que vean entre amigos.

Pesadillas (2015)

Si estás buscando películas de miedo para niños, y pasar un buen rato con los más pequeños, Pesadillas es una elección fantástica.

La historia de la película nos lleva a la curiosidad de un joven por saber por qué el padre de la chica de la cual está enamorado, no la deja tener contacto con nadie del barrio.

Esto le llevara a él y a su amigo a infiltrarse en la casa de éste y descubrir que se trata del mejor escritor de cuentos de terror.

Pero destaparán peligros que les obligarán a vivir una aventura terrorífica, donde el amor, la creatividad, la amistad, el miedo, los monstruos y, sobre todo, el valor, crean un cóctel fantástico para disfrutarlo con los más pequeños.

El alucinante mundo de Norman (2012)

Una de nuestras películas de miedo para niños favoritas sin duda alguna.

El alucinante mundo de Norman es una de esas películas de poco miedo, que nos invitan a reflexionar acerca de la importancia de estar unidos a las personas o a los seres que se van.

En esta película de miedo para niños nos encontramos en la historia de un joven que puede ver y relacionarse con los muertos. En el vecindario, todos los tildan de bicho raro y él no se frustra por ello, sino que lo entiende y opta por mantener una postura de comprensión hacia la segregación que vive. Mostrando así un carácter de madurez y avanzado para la sociedad que lo rodea.

Sin embargo, las cosas cambiarán cuando una maldición asola el pueblo donde vive y los zombis se levantan de sus tumbas dispuestos a destruir todo a su paso.

La clave de la salvación recae en Norman, gracias a su poder y a la relación que mantuvo con sus amigos los muertos y los pocos vivos que no lo segregaron.

Una película de miedo infantil que demostrará que detrás de cada persona hay una batalla interior que siempre está librando y que no somos quién para prejuzgar ni segregar a nadie.

Los cazafantasmas (1984 y 2016)

Todo un clásico de las películas infantiles de miedo, que demuestra que durante los años 80 las ideas de Hollywood eran impresionantemente innovadores.

Los cazafantasmas revolucionaron el concepto de las películas de fantasmas, valga la redundancia. En la cuál nos acercaron por primera vez a la ciencia y al mundo paranormal. Donde un grupo de científicos crean una serie de máquinas con las que cazan a seres fantasmales que perturban a los seres vivos con sus apariciones y sonidos.

Esta película de miedo para niños nos propone las vertientes del bien y del mal, tanto en el mundo de los seres vivos, como en el de los muertos.

Y lo más importante: somos los seres vivos los que podemos provocar siempre la mayor de las destrucciones. Porque sin nosotros habría otro tipo de orden.

Sin duda recomendamos cualquiera de las 3 películas de los cazafantasmas, ya que poseen todos los ingredientes necesarios para pasar un rato agradable en familia.

Bitelchús (1988) 

Comenzamos con Tim Burton y sus películas infantiles de miedo con las que todo el público se lo va a pasar bien.

Bitelchús nos sitúa en una casa donde una familia de fantasmas, ve su tranquilidad interrumpida por otra de seres vivos.

Para poder echar al a familia de los vivos, los fantasmas contratan los servicios de un bioexorcista, una criatura especialista en asustar humanos llamada Bitelchús.

Tim Burton siempre nos va a poner un personaje capaz de conectar con ambos mundos, una persona segregada con una sensibilidad única. Y este es el caso de la jovencísima Winona Ryder.

Su personaje es la única capaz de ver a la familia de fantasmas y comienza a tener una relación de comprensión y amistad con ellos lo que les hará unirse para expulsar a un Bitelchús que está fuera de control.

Cargada de diversión, comedia, y valores; esta película de miedo para niños es una de las muchas de este mismo estilo que Tim Burton nos ha regalado y con las que pretende aportar mucha sensibilidad hacia el mundo de los muertos.

Los Gremlins (1984)

Seguramente Spielberg no se imaginó que su obra de terror para niños fuera a ser a día de hoy un icono de la cultura pop de los 80’.

Los Gremlins es una de esas películas infantiles de miedo que provocan más gracia que terror. Y es que nos situamos en un pueblo de EEUU donde se han liberado a una serie de criaturas que son sumamente destructivas, terroríficas y simpáticas a la vez.

Un grupo de niños, junto a uno pequeño personaje, el único bondadoso de su especie, tendrán que evitar que los gremlins se conviertan en una plaga que destruya toda la ciudad.

Ideal, para pasar un rato divertido con los niños/as y sobre todo en familia.

Casper (1994)

A este film lo catalogamos como una de esas películas de poco miedo, tirando directamente a una historia de amor y familia, que nos transmitirá muchas emociones a lo largo del largometraje.

La sinopsis de esta película de miedo para niños es la siguiente:

Una mujer recibe en herencia una mansión embrujada por 4 fantasmas (Casper y sus 3 tíos). Ambos bandos quieren quedarse con la casa e intentan expulsarse los unos a los otros. Como último recurso, contratan a un psicólogo de fantasma quien se muda a la casa con su hija. Casper se enamora de ella y entablará una relación fantástica e intentará convencer a sus tíos de que no los expulsen.

La historia va avanzando y los acontecimientos que ocurren te sorprenderán.

Las películas infantiles de miedo, siempre tienen una carga dramática o de principios que utilizan el terror ingenuo como motor para acceder directamente a las emociones del espectador.

Casper es una obra que cumple con eso a la perfección y supuso todo un éxito en el público infantil de los años 90, que crecimos viendo esta historia de nostalgia, valor de los recuerdos, amor y pérdida.

La familia Addams (1991)

Esta familia es probablemente lo más excéntrico y divertido que podemos ver en el catálogo de películas de miedo para niños, ya que esta historia es tan divertida como peculiar.

Nos cuenta las aventuras de los Addams, una familia gótica quienes están familiarizados con la magia y el oscurantismo. 

La historia da comienzo cuando conocemos que el abogado de la familia está en apuros económicos y aprovechando la conexión que tiene con los documentos financieros de los Addams descubre que tienen una gran fortuna en oro por lo que infiltran a una persona que se hace pasar por un miembro de la familia que había desaparecido y que vuelve a casa con el objetivo de encontrar la caja fuerte y despojarles de todo.

Puramente cómica y divertida, es otra película ideal para disfrutar con toda la familia y activar la nostalgia del cine de los años 90.

Frankenweenie (2012)

La versión propia de Tim Burton, el mayor experto en películas de miedo para niños que ha habido, del clásico de terror Frankenstein.

Nos relata la historia del joven Víctor. Un niño “diferente” que resucita a su perro, consiguiendo subsanar el vacío que supuso su muerte.

Los problemas llegan después de que éste se escape y sea descubierto por los otros niños del barrio; que intentarán copiar a Víctor, cayendo en el fracaso y creando monstruos que provocarán el pánico en el pequeño pueblo.

Llama la atención el formato en blanco y negro y su edición “retro” recordando al cine clásico de terror de mitad del siglo XX.

Pesadilla antes de navidad (1993)

Para acabar este ranking de películas de miedo para niños, ponemos la que para nosotros y para muchos, es uno de los films de culto más importantes de la historia del cine.

Estamos hablando nada y nada menos que de Pesadilla antes de Navidad: una película en la que dos festividades de unen creando una explosión de magia para todos los públicos.

Jack Skellington, cansado de repetir cada año durante toda la eternidad la festividad de Halloween, orquesta el secuestro de Santa Claus con el fin de ser él quien reparta los regalos de Navidad y sentirse protagonista de la felicidad que ésta alberga, en contra del terror que se vive en Halloween, festividad que representa él y todos sus amigos.

Todo en esta película de miedo para niños es extraordinario. La música, la decoración, el montaje… Todo forma una obra de arte exquisita para los sentidos que forma parte del ideario de Tim Burton.

Disfrutable a cualquier edad, y sobre todo es un refuerzo fantástico para mantener el duende de ambas fiestas en los más pequeños.

Un cóctel maravilloso con el que esperamos que disfruten todos los que no la hayan visto. Y lo que sí volvamos a sentir cada segundo de esta fantástica película de miedo para niños.