Enseñar a Leer a un Niño: Guía Definitiva 2019

Índice de contenido

Admitamos algo: la lectura es una de las actividades más básicas e importantes que una persona puede hacer en la vida; por eso, cómo enseñar a leer a un niño de 5 años se vuelve algo tan trascendente para su futuro, tanto académico como personal.

Partiendo de esta premisa, es nuestro deber como padres o profesores, inculcar en el niño unos buenos hábitos de lectura y escritura, pero como bien sabes lo primero que debemos hacer es enseñarles a leer. 

Lo primero, la base fundamental debe ser aprender el abecedario, la pronunciación de cada letra, identificar la letra con el sonido.

En segundo lugar, tiene que relacionar las palabras con cosas o animales; de esta forma, va adquiriendo vocabulario

A partir de ahí, el proceso será mucho más sencillo. Por ello, con este nuevo artículo de Coneduka queremos ofrecerte unos consejos para que puedas enseñar a leer a tus niños de una manera divertida y amena.

¿Es necesario que un niño aprenda a leer antes de los 5 años?

Seguramente te has documentado sobre el tema, ya que tienes un hijo con esta edad, y los padres de los compañeros que tiene, te comentaron que sus hijos ya leen, o deletrear correctamente.

Si este es tu caso, que no cunda el pánico, calma: no es bueno meter presión al niño para que aprenda a leer porque se puede conseguir un efecto contrario al que queremos.

En este caso, para saber correctamente cómo enseñar a leer a un niño, no se debe caer en convertirlo en algo casi obligatorio, ya que puede provocar que se le coja manía a lectura, lo que sería ir para atrás.

Lo que te propones es que tengas paciencia y no vayas con prisa en algo tan importante como enseñar a leer a un niño.

¿Cómo enseñar a leer a un niño?

Fotos de stock gratuitas de abrazar, abrazo, acostado

La mejor forma de educar es con el ejemplo: si te ven leer, ellos van a querer imitarte y hacer lo que tu haces.

De esta forma, si el niño ve que en casa es costumbre leer, no sería tan extraño que se acercara en algún momento y se interesará por lo que estás haciendo.

Es en ese momento en el que coges a tu hijo, lo sientas a tu lado y le enseñas lo que lees. Que comience a observar las letras, las palabras, cómo se distribuyen las letras, etc... puede ser un gran paso para enseñar a leer a un niño.

Si después de todo, tienes claro qué quieres que los más pequeños se interesen por la lectura, te presentamos algunas recomendaciones, y así poder implementar esta sana costumbre de forma ordenada y armónica:

  • Que tenga libros a mano: algo muy importante, porque si tiene libros, pero están ordenados en el estante sin ni siquiera tocar, no sirve para nada. El hecho de que tenga libros a mano, empezando por esos cuentos de tela con letras enormes, hace que de a poco el niño se vaya interesando por el significado de eso.
  • Leerle cuentos antes de ir a dormir. Sinceramente, si nos preguntaran cuál sería el mejor momento para contar un cuento a un niño, le responderemos: cualquier momento lo es. Y en efecto: debido a la plasticidad cerebral, los niños tan pequeños absorben con facilidad la información nueva, quedándose de forma rápida con las cosas.
  • Dale mucho juego: A esas edades, lo que más le importa y enriquece a un niño es jugar. Olvídate de fichas complicadas, cuadernos y métodos extraños para: dale una pizarrita, que vaya garabateando las letras de su nombre o iniciales. Otro buen método para enseñar a leer a los niños, es pegando esas letras de plástico imantadas en la nevera: pasaréis un buen momento juntos, si consigues que la atención del niño permanezca en el juego.
  • Plantéalo como un proceso gradual: saber cómo enseñar a leer a un niño es un hábito se van construyendo de a poco; es como si tú mismo te quieres levantar de repente todos los días de la cama a las 5 de la mañana, cuando normalmente lo haces a las 8.

De igual modo, debemos de tratar evitar caer en ciertos "vicios" a la hora de incentivar la lectura entre los más pequeños:

  • Cualquier logro por su parte, no importa lo pequeño que sea, debe ser muy reforzado, con felicitaciones, elogios y muchas muestras de afecto. Esto incide, a su vez, a un ambiente alegre y tranquilo, haciendo que el niño crezca seguro y confiado.
  • Evita, también, los castigos y recriminaciones, pues no le hacen bien al niño; es más, eso conlleva a que el pequeño adopte una actitud cerrada, llevando la situación al desastre.
  • Usa colores, aparatos con sonidos graciosos, cuadernos con imágenes de sus dibujos favoritos. 

Así mismo, también asegúrate de que dispones de un tiempo de calidad para él.

Y respondiendo el título de esta sección: no es necesario que los niños aprendan a leer antes de los 5 años.

Sin embargo, se puede  asegurar que, si llega el momento en el que quieren aprender, lo malo sería negárselo. Así que, no les neguemos la posibilidad de aprender y mucho menos con la lectura como principal protagonista.

Técnicas para enseñar a leer a un niño

Fotos de stock gratuitas de adentro, almohada, cama, chaval

A continuación, te vamos a mostrar los dos métodos más importantes para conocer cómo enseñar a leer a un niño correctamente.

Método analítico: la vista es determinante

Consiste en enseñar al niño a que a cada letra le corresponde un sonido; y después el conjunto de unas letras determinadas, tiene otros sonidos.

Es la forma más compleja, y aún así la más usada.

La clave de este método es hacer que el infante entienda que a cada letra o grafema, le corresponde un sonido, o fonema.

Por el contrario, con este método el niño aprende una lectura mecánica: se corre el riesgo de que sólo sepa identificar y pronunciar la palabra, pero no lo asocie a una idea o significado.

Por eso es necesario compaginar el método analítico para enseñar a leer a un niño, con el método global que explicamos a continuación.

Puedes encontrarmás información aquí

Método global de lectura: darle significado a la palabra

Se percibe la palabra como un todo, sin identificar cada letra y su correspondiente sonido.

Aunque el anterior método es más difícil, la tarea de discriminar una palabra para diferenciarla del resto es una tarea más compleja.

Si ya tienes un planteamiento inicial de cómo enseñar a leer a un niño, es conveniente conocer que, lo bueno que tiene este método es que, si se enseña a continuación del analítico, le da velocidad de lectura al niño, tan apreciada hoy día por los maestros.

Se basa, pues, en el significado de la palabra.

El método analítico, en cambio, está más enfocado a lo que los niños y niñas ven escrito.

Eso sí, hay que puntualizar que, a los 5 años, existe la tendencia educativa de enseñar el método global de lectura, dejando el método analítico para primaria, e iniciando con el silabeo.

En cuanto a la lectura comprensiva, debemos señalar que existen una serie de fichas que son de gran ayuda en cuanto a este objetivo, y lo mejor de todo: se pueden aplicar en casa.

Puedes encontrar muchas fichas para poner esto en práctica enPinterest

Ventajas de enseñar a leer a los niños

Fotos de stock gratuitas de adentro, aprender, aprendiendo

Leer es de las actividades más interesantes que pueden haber. Con un libro en las manos se puede viajar a cualquier lugar del mundo, vivir todo tipo de aventuras y convertirse en el personaje que ellos quieran.

Además, enseñar a leer a nuestros hijos, les va a reportar las siguientes ventajas:

  • Bienestar emocional: leer es un placer que cultiva el alma y el cerebro. Está demostrado, que si sabemos cómo enseñar a leer a un niño, adquirirá un hábito de lectura que desarrollará  exponencialmente la inteligencia emocional en los niños.
  • Mayor vida social: fomentar la lectura en grupo, ya sea entre los demás niños y niñas o bien con la familia, ayuda a comentar lo leído, sacar conclusiones y dar rienda suelta la imaginación.
  • Adquieren vocabulario: sabemos de sobra que la lectura fomenta el aprendizaje de nuevas palabras y formas de expresión. También es sabido que leer ayuda mucho a expresarse de forma correcta ante otros niños o adultos.
  • Imaginación sin límites: esta quizás sea una de las grandes ventajas de leer. Con esta práctica, se consigue que el cerebro proyecte imágenes e imagine la situación que están leyendo. Se  ha demostrado que, mientras mayor sea la actividad de lectura por parte de los padres, la actividad de los lóbulos parietales de los más pequeños era mayor, dejando bien a las claras que entienden lo que están escuchando.
  • Mejora la capacidad de atención: la lectura ayuda a los niños y niñas a expandir más allá su capacidad de pensar, ya que nuestros cerebros son capaces de pensar en secuencias, vincular causas, efectos y significados.

Desde Coneduka, hemos querido ofrecerte una información valiosa de cara a enseñar a leer a los más pequeños de la casa. 

Una actividad primordial en sus primeros años de vida que si se realiza correctamente, les puede repercutir para bien a lo largo de su vida.

En definitiva, si tienes claro cómo enseñar a leer a un niño, comprobarás que todas sus capacidades y aptitudes mejoran de manera sustancial, además de tratarse de una actividad ideal para reunirse en familia en torno a una apasionante aventura.